Pintura para fachadas en Sevilla

Pintura para fachadas

Elegir una buena pintura para fachadas es imprescindible para la correcta conservación de la salud del edificio.

Los edificios se encuentran expuestos a agresiones meteorológicas como el sol, el viento o la lluvia u otras como el moho, la contaminación o el polvo, además en el caso de Sevilla las altas temperaturas también pueden afectar al exterior del edificio por lo que es necesario aplicar una buena pintura para fachadas que lo proteja.

Ante todo nos podemos encontrar con fachadas en diferentes estados:

  • Fachada deteriorada: Si la fachada sobre la que vamos a aplicar la pintura se encuentra en un estado de deterioro debemos de arreglar antes los desperfectos, tapar las grietas y retirar la pintura o el cemento dañado por ejemplo.
  • Fachada sin desperfectos: Si la estructura no se encuentra con daños debe de estar seca y limpia para la aplicación de la pintura.

Tipos de pintura para fachadas: 

  • Siloxane: Es uno de los mejores tipos de pintura para fachadas, resiste muy bien las agresiones del tiempo y tiene grandes propiedades impermeables, por lo que ofrece una alta protección contra moho, humedades y acumulaciones de agua. Por estos motivos es una pintura altamente recomendada para zonas húmedas y lluviosas como son las del norte de España o determinadas zonas del sur en algunas épocas del año. Suele resistir sin problemas unos 15 años y se limpia sola con el agua gracias a sus propiedades.
  • Acrílica: Son muy fáciles de aplicar, aunque no muy resistentes, pueden aguantar entre 1 y 8 años aproximadamente según su calidad y las agresiones a las que se vean expuestas.
  • Hidropliolite: Se trata de un tipo de pintura para fachadas producida a partir de resinas acrílicas, es una pintura resistente y de calidad que llega a durar unos 12 años, resiste bien las agresiones y no necesita una capa previa de imprimación debido a su gran adherencia. Es ideal para fachadas arenosas y climas calurosos y secos como el de Sevilla o Andalucía.

Si quieres obtener más información y contar con profesionales con experiencia en este tipo de pintura y el equipo adecuado para su instalación pregunta en Azulejos Aguilar, en donde podrás ser asesorado y pedir presupuesto sin compromiso.

Piscinas, la mejor solución para el verano de Sevilla

piscinas

En Sevilla en esta época del año las altas temperaturas hacen que sea insoportable vivir en esta zona, pero si tienes sitio para instalarla las piscinas son una gran opción para combatir el excesivo calor, y que mejor que tener la tuya propia.

En Aguilar tenemos un amplio catálogo de piscinas en donde puedes elegir la que mejor se adapte a las características de tu patio o jardín.

Contamos con un gran número de piscinas de diferentes formas y capacidades, con distintas características y mucha experiencia en la venta y colocación de estas. Puedes dejarte asesorar por nuestros profesionales que te orientaran para que sea posible que tomes la mejor decisión posible según cuales sean tus peticiones.

Somos expertos en piscinas, podemos otorgarte una personalizada de la forma o color que desees, con diferentes tipos de luces, pinturas, azulejos o los distintos tipos de materiales con los que se pueden construir y decorar.

En Aguilar facilitamos en la medida de lo posible toda la labor a nuestros clientes para que tengan que preocuparse lo más mínimo de las tareas que la instalación de piscinas conlleva.

Nosotros podemos encargarnos de su transporte y almacenaje si fuera necesario, la obra que habría que realizar para aclimatar el espacio a la colocación de estos grandes contenedores de agua, y por supuesto, su instalación y mantenimiento. Nuestros clientes solo tienen que encargarse de disfrutar de nuestras piscinas una vez ya estén operativas para su uso con amigos o familiares.

Las piscinas son ideales en esta época del año para disfrutar del frescor que otorga el agua y amenizar las reuniones con nuestros seres queridos. Solo tienes que llámanos o pasarte por AzulejosAguilar, tu polvero de confianza en Sevilla, nosotros nos adaptamos a cualquier tipo de presupuesto, el cual puedes pedir sin ningún tipo de compromiso, y tenemos en cuenta todas tus peticiones y solucionamos cualquier tipo de problema o duda que tengas para que puedas elegir entre todas nuestras opciones de piscinas de la mejor forma posible.

Casa rústica, cómo se puede reformar

casa rústica

Si tienes una casa rústica y estás pensando en reformarla para sacarle partido alquilándola o simplemente darle un lavado de cara, aquí descubrirás cómo puedes cambiarla sin que pierda su aire rústico.

Ahora que llegan las vacaciones muchos de nosotros aprovechamos para realizar una escapada al campo y disfrutar de la naturaleza. Quien tenga una casa rústica suele sacarle partido a este tipo de viviendas en esta época del año, es cuando más demanda de viviendas de este tipo existe y sus poseedores pueden aprovechar para ganar un dinero extra bastante sustancioso.

Para este tipo de vivienda es ideal utilizar muebles de madera, de color blanco o beige principalmente, maderas como la teca son perfectas para el exterior gracias a su dureza y resistencia ante las inclemencias del tiempo.

Lo primero que suele deteriorarse en este tipo de casas es el techo, que puede acumular hongos debido a las humedades. De todas formas acostumbran a tener una buena carpintería, lo mejor es mantenerla si se conserva en buen estado, si por el contrario debe sustituirse se puede optar por pintarla o decaparla y como último recurso sustituirla. Si tenemos techos de vigas de madera o bóvedas de adobe, es crucial que solo se reforme lo imprescindible, en este tipo de hogares hay que respetar al máximo su constitución inicial.

Es muy importante que una casa rústica conserve la esencia con la que fue concebida, mantener su estructura de madera y los acabados en piedra y ladrillo le otorgarán ese aire de vivienda de campo que le aportará el encanto necesario para atraer a sus potenciales arrendatarios.

Tenemos que tener en cuenta que no podemos abusar de las capacidades estructurales de la casa rústica, de esta forma nuestro presupuesto no se nos irá de las manos y tampoco correremos riesgos de dañar su infraestructura.

Para su aspecto exterior podemos utilizar madera o piedra, sobretodo de aspecto irregular y de una consistencia resistente al igual que para el jardín, en este enlace tienes algunos buenos consejos para ello.

Algo que puede ser muy útil para la correcta conservación de este tipo de viviendas es el dotarlas de un buen aislante térmico, esto reduce significativamente la acumulación de humedades y vapores de agua que provoquen la corrosión de la madera. También mantendrán una temperatura estable dentro de la vivienda, algo que sus inquilinos agradecerán ya que suelen encontrarse en zonas donde los contrastes de temperatura son más acuciados.

 

 

Terrazas y jardines, los suelos que podemos utilizar

Suelo de piedra para terrazas

Con la llegada del verano y el buen tiempo todos pasamos mucho rato en las terrazas de nuestras casas o en el jardín, tener esta parte de la vivienda bien acondicionada es ideal para poder disfrutar de esos buenos ratos en compañía de amigos o familiares, en este apartado veremos que suelos podemos utilizar, es el paso principal por el que tenemos que empezar.

Para cambiar suelos o reformar terrazas o el jardín de nuestra vivienda debemos de tener en cuenta el estilo de nuestra casa y nuestro propio gusto en cuanto a decoración se refiere, esto se debe a que hay multitud de materiales que podemos utilizar, con muchos colores, texturas y diseños diferentes.

El siguiente paso, y para algunos el más importante, es saber el precio por metro cuadrado de la superficie que queremos instalar, tenemos que estar seguros de que el coste se adapta a nuestro bolsillo y de que la instalación no se nos irá de las manos. Para ello solo tenemos que medir el espacio que queremos cubrir y sacar la cuenta por metro cuadrado.

Uno de los materiales que podemos utilizar es la loseta cerámica, es un material de precio asequible y fácil de manipular, es de consistencia blanda y si se le golpea puede romperse o dañarse, por el contrario es muy estético, puede tener la característica de ser antideslizante y podemos elegir entre multitud de estilos y colores.

La arcilla es un material parecido a la cerámica, aunque algo más resistente y de acabado rústico, es ideal para usar en exteriores y combinar con fuentes de piedra, también se adapta bien a jardines y podemos encontrar baldosas de diferentes dimensiones.

Dentro de los acabados rústicos también podemos decantarnos por las lajas de piedra, proporcionan un aspecto hogareño y cálido, ideal para crear un buen ambiente acogedor en esas cenas con la familia, es un material muy recomendable pensamos a largo plazo, muy resistente y duradero, además es muy combinable con el césped, por lo que se antoja ideal para el diseño de jardines. El gran inconveniente que tiene es su peso, al ser piedra es bastante pesado para transportar y colocar por lo que nos haría falta un poco de ayuda para su manipulación.

Gravilla o grava, esta es otra buena opción para los exteriores, la diferencia entre ambas es que la grava es más gruesa que la gravilla, proporciona al suelo un aspecto totalmente diferente con una sencilla instalación, es también muy barato. Su único inconveniente radica en que puede resultar incómodo al caminar descalzo sobre las terrazas, por lo que es muy recomendable colocar listones de madera u otro material por las zonas por donde solamos pasar.

Madera, la madera es un acierto seguro para la decoración de las terrazas, da un aspecto muy bonito y podemos elegir entre una gran variedad de tipos de madera, una de las más elegidas en los últimos tiempos es la teca por su gran resistencia a las agresiones como el sol o la lluvia.

Por último tenemos el césped artificial, es lo mejor si buscamos ese aspecto natural y fresco pero no queremos tener que preocuparnos por cuidados como su recorte o regado.

 

 

 

 

Obra seca, reforma tu casa de forma económica

La obra seca

La obra seca es una buena forma de darle un vuelco al aspecto de tu casa si tienes poco tiempo y dinero.

Realizar obras en la vivienda es algo costoso y suele acarrear bastante estrés para los propietarios, ensucian, provocan ruido y dejan la casa casi inservible mientras se están realizando. Sin embargo hay técnicas que pueden realizarse más cómodamente y que no requieren de grandes obras ni precisan de tanto tiempo para su realización, la podemos englobar dentro del marco de la llamada «obra seca».

La obra seca es un método ideal para personas que quieren practicarle un lavado de cara a su casa para alquilarla, o arreglar pequeños desperfectos que se han ido produciendo por el deterioro del paso de los años. Es un tipo de reforma que no necesita tiempo de secado, de ahí su nombre, consiste en el uso de pinturas, adhesivos y alicatados. Esto facilita mucho la tarea y se hace en menos tiempo y con mayor limpieza y un presupuesto más escaso, aunque no es algo tan efectivo como una reforma integral si que mejora bastante el aspecto e incluso la funcionalidad de la vivienda.

El material más costoso de esta técnica puede resultar ser la pintura, dependiendo claro está de la que estemos decidido a usar, otro aspecto a tener en cuenta es si tenemos que quitar azulejos, esto dificulta la operación y la hará más lenta. Si lo que queremos es optar por la opción más práctica y barata lo mejor es que pintemos sobre los azulejos, el resulta es bastante estético y hay muy buenas pinturas concebidas para este tipo de trabajo, además podemos realizar el pintado nosotros mismo con un rodillo de pelo corto de lacar y una brocha para las juntas y hendiduras.

Para suelos lo mejor es usar los llamados «suelos laminados», que ya explicamos en un artículo anterior, se adhieren sobre el suelo antiguo y son resistentes a la humedad. Estos son los llamados de clic, pueden ser vinílicos o linóleos aunque también hay baldosas adhesivas.

Para los tabiques la gran insignia de la obra seca es el pladur, mucho menos costoso, ligero y resistente, se usa para dividir estancias como cualquier tabique convencional, techos de uso decorativo o incluso para estanterías.

Cambiar las puertas también es otra de las cosas que producen un gran cambio en el aspecto visual de una vivienda, lo mejor para cambiarlas sin tanto coste es optar por lijarlas y pintarlas, parecerán totalmente distintas y conferirán otro aspecto a las habitaciones.

 

>